Actualidad

El 40% de los radares catalanes están mal señalizados

Los radares catalanes están mal señalizados (Foto: Alex / Wikimedia Commons)
Los radares catalanes están mal señalizados (Foto: Alex / Wikimedia Commons)

Un estudio del RACC alerta de que el 40% de los radares fijos de Catalunya tienen una señalización deficiente. Casos en los que se informa de la presencia del radar en demasiada poca antelación, demasiado lejos del aparato o directamente en los que no se informa de la presencia de un radar fijo.

El estudio ha evaluado todos y cada uno de los 249 radares fijos y de tramo que hay en Catalunya con el objetivo de detectar aspectos de mejora. La aseguradora recuerda que la legislación catalana y española obligan a advertir a los conductores de la presencia de radares pero es ambigua respecto como se debe hacer, ya que no especifica la distancia que tiene que haber entre la señal y el aparato.

No hay criterio sobre cuándo y cómo poner una señal

El Racc indica que el mejor tipo de señal es el que integra el aviso de radar y el de velocidad máxima, un hecho que sólo se cumple en el 32% de los radares que hay en Catalunya. La aseguradora considera no aceptables aquellas situaciones en las que no se informa del límite de velocidad en los 3 km anteriores al radar (11% de los casos) y menos cuando el radar no está señalizado (4%). En este último caso, se trata de 10 radares que no tienen señalización de aviso a menos de 3.000 metros, de los cuales 9 eran radares inactivos que no multaban en el período analizado (2015 hasta 2016), y se encontraba en un tramo de obras en el momento de la observación.

El estudio ha comprobado que no hay un criterio bien definido sobre la anticipación con la que se deben señalizar los aparatos: la distancia entre la señal de alerta y el dispositivo radar varía
desde los 500 a los 2.000 metros.

Se tiene que mejorar la distribución de los radares

La auditoría también ha detectado posibles mejoras en la distribución de los aparatos en la red viaria teniendo en cuenta el riesgo de accidentalidad de las vías. El 45% de las carreteras catalanas tienen un índice de riesgo bajo o muy bajo, pero concentran el 58% de los radares. En cambio, las vías con un riesgo de accidentalidad muy alto representan el 18% de la red y sólo tienen el 3% de los radares.

El criterio del Servicio Catalán de Tráfico es situar la señal entre 750 y 1.000 metros antes del dispositivo. Desde el RACC, pero, recomiendan que este margen sea de entre 500 y 1.250 metros.

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Apúntate a nuestra Newsletter

Apúntate a nuestra Newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir los post de pruebas y presentaciones que vamos publicando.

¡Gracias por apuntarte! Te has suscrito con éxito.