Actualidad

El nuevo BMW SERIE 2 COUPÉ. Una nueva dimensión de dinamismo

BMW traslada al segmento de los automóviles compactos el típico placer de estar a los mandos de un coche de la marca. Ese placer se puede experimentar hace ya casi diez años conduciendo cualquiera de los modelos de la Serie 1 de BMW, que lograron asumir un papel excepcional en este segmento automovilístico por seguir siendo los únicos con tracción trasera y, además, por contar con potentes propulsores con tecnología BMW TwinPower Turbo, así como por brillar con un acabado impecable y selecto. Ahora, con el BMW Serie 2 Coupé, el placer de conducir un coche compacto alcanza un nuevo nivel. El nuevo coche de dos puertas y característico diseño de la carrocería, puede estar equipado con motores muy potentes y brilla por la calidad de la tecnología de su chasis, sometida a un reglaje específico según modelo.

Nou BMW 2 Coupé

El carácter individual del BMW Serie 2 Coupé se explica por su clara diferenciación frente a los modelos de la Serie 1 de BMW. Las diferencias no solamente se manifiestan de inmediato en el diseño, sino también en las prestaciones. Además, las diferencias también son evidentes en comparación con el modelo antecesor, el BMW Serie 1 Coupé, un modelo sumamente exitoso del que se lograron vender 150.000 unidades en todo el mundo. En comparación con el cupé de la Serie 1, el nuevo BMW Serie 2 Coupé tiene un diseño marcadamente propio, mayores dimensiones, un equipamiento más completo y soluciones de más avanzada tecnología. De esta manera se obtuvo una nueva dimensión de dinamismo, estética y acabado selecto en el segmento de los coches compactos. Y todas esas cualidades se resumen ahora en el número 2 que aparece en la identificación del modelo. Este número data de hace más de 45 años, cuando se lanzó al mercado el BMW 2002. Y ya en aquella época ese número fue sinónimo de la extraordinaria deportividad del compacto coche de dos puertas.

Rasgos característicos de un coupé de BMW. 

El concepto automovilístico del BMW Serie 2 Coupé, único y sin parangón en el segmento, queda plasmado fielmente en el diseño de su carrocería. Antes que nada y sobre todo, este coche de dos puertas es un típico cupé de la marca BMW. Más que nunca, se trasladan a un modelo compacto las típicas formas del diseño de un cupé: clara división de tres volúmenes con maletero nítidamente definido, silueta plana, largo capó, puertas con ventanas sin marco, así como una línea alargada del techo que termina suavemente en la zaga. La configuración del exterior saca a relucir las cualidades especialmente deportivas del BMW Serie 2 Coupé, que son el resultado de los potentes propulsores y el reglaje específico del chasis. Por ejemplo, el motor de cuatro cilindros de 135 kW/184 CV del BMW 220i Coupé se incluye por primera vez en un modelo compacto de la marca. Y el BMW M235i Coupé, que tiene un motor de seis cilindros en línea de 240 kW/326 CV, es el modelo de BMW M Performance más potente con motor de gasolina.

Las proporciones específicas del BMW Serie 2 Coupé se manifiestan a través de una longitud de 4.432 milímetros, lo que significa que es 108 milímetros más largo que el BMW Serie 1. En comparación con el modelo antecesor, el BMW Serie 1 Coupé, el nuevo modelo es 72 milímetros más largo. Es 32 mm más ancho (total: 1.774 milímetros), su distancia entre ejes es 30 mm mayor (total: 2.690 milímetros), la distancia entre ruedas aumentó en 41 mm adelante (total: 1.521 milímetros) y en 43 mm atrás (total: 1.556 milímetros). Al mismo tiempo, la altura del coche es 5 mm menor, siendo de 1.418 milímetros. Considerando estas dimensiones, se obtiene un habitáculo más espacioso y, además, un maletero 20 litros más amplio, que ahora tiene un volumen total de 390 litros. Además, el BMW Serie 2 Coupé, comparado con los modelos de la Serie 1 de BMW y, también, con el modelo antecesor, tiene cualidades aerodinámicas mejoradas. Concretamente, en el caso del BMW 220i Coupé, el coeficiente CW es de 0,29.

Deportividad tradicional, en formato compacto.

El BMW Serie 2 Coupé retoma la tradición de las versiones compactas y especialmente deportivas de la marca, estrechamente ligadas al número 2 incluido en el distintivo del modelo. Cuando se lanzó al mercado el BMW 1600-2 en el año 1966, se creó un nuevo segmento en el mercado. Este coche compacto de dos puertas tipo cupé se transformó en todo el mundo en la expresión más fiel de un automóvil deportivo y ágil, capaz de deparar intensas sensaciones al volante, especialmente gracias al logrado reglaje de su sistema de propulsión y de su chasis. La nueva serie resultó aún más atractiva con la presentación de nuevas variantes de motores. El BMW 2002, presentado en el año 1968, adquirió gran popularidad, logrando que nuevos grupos de clientes pudieran experimentar la realidad del lema publicitario «El placer de conducir». La variante más espectacular fue el BMW 2002 turbo con el primer motor europeo con compresor turbo de gases de escape. Este propulsor tuvo una potencia de 125 kW/170 CV.

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Apúntate a nuestra Newsletter

Apúntate a nuestra Newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir los post de pruebas y presentaciones que vamos publicando.

¡Gracias por apuntarte! Te has suscrito con éxito.