Un duelo desigual con resultado del todo previsible. Una empresa bielorusa decidió poner a prueba la fuerza de sus nuevos camiones mineros atropellando y destrozando literalmete un coche. El camión pesa 360 toneladas, puede transportar una carga de 450 toneladas y tiene 4.600 caballos.

https://youtu.be/xe9EJDoPNhA