Se trata de una donación del concesionario Mercedes de Girona Garatge Plana

Un paciente conduciendo el vehículo eléctrico que lo llevará a quirófano
Foto: Hospital Josep Trueta de Girona

Dos hospitales de Catalunya han estrenado vehículos eléctricos de juguete para llevar niños al quirófano. Son el Josep Trueta de Girona y el comarcal de Palamós. El vehículo es una donación del concesionario oficial Mercedes en la Província de Girona, Garatge Plana. Busca que los pacientes infantiles entren en las salas de operaciones en un ambiente más distendido.

Según recoge el periódico local, El Punt,  los niños y niñas que tengan que ser intervenidos podrán salir de la habitación en este vehículo. Puede ser conducido por los mismos pacientes o bien por sus familiares o personal médico o de enfermería por control remoto.

Desde los dos centros sanitarios valoran esta idea porque permite que los niños estén más relajados. Se evita así el suministro de fármacos preanastèsics. También creen que el postoperatorio será menos traumático.

Un circuito para circular en el Hospital de Palamós

En el caso del Hospital de Palamós, en la Costa Brava, además del vehículo, se ha instalado un circuito que conecta las salas de operaciones con las habitaciones.

Sólo en el Hospital Trueta de Girona se hacen cada año 300 intervenciones quirúrgicas a pacientes pedriáticos.