Ganvam pide flexibilidad en la aprobación de los ERTE por causa de fuerza mayor para evitar una destrucción masiva de empleos

Foto: PxHere

La crisis del coronavirus se ha cobrado ya alrededor de 5.000 empleos en el sector de la distribución del automóvil. Es una primera estimación de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (GANVAM). Se trata de contratos temporales y de servicio no renovados.

Según la entidad el impacto final del coronavirus sobre la economía y el empleo dependerá de la respuesta de las administraciones. El sector de la reparación y venta de vehículos representa el 7% a nivel estatal.

El Estado de Alarma ha suspendido el consumo

El Estado de Alarma ha supuesto la practica paralización completa del consumo privado destinado a vehículos. También la reducción al mínimo de los servicios posventa como consecuencia de las restricciones de movilidad.

Ganvam pide una flexibilización real de la gestión de los ERTE por causa de fuerza mayor de las empresas de venta y reparación para evitar una destrucción masiva de empleos.

Según cálculos de la entidad el desplome de la facturación ha sido del 95%.