Actualidad

Frágiles e indefensos

Mortalidad infantil cero entre los ocupantes de un turismo en España. Este es el objetivo que para el año 2020 proponen el RACC y Jané, empresa pionera en el análisis de la mortalidad infantil en accidentes de tráfico. Llevan tiempo colaborando conjuntamente en la investigación sobre la movilidad y seguridad vial infantil y en el séptimo y más reciente de sus estudios denuncian que más de un tercio de los sistemas de retención infantil son utilizados de forma incorrecta.

RACC-JANE-2Aun cuando la cifra de víctimas infantiles a causa de accidente de tráfico viene experimentando un descenso significativo (72 fallecidos el año 2004 y 19 en 2011), es preocupante que un diez por ciento de los 532 padres encuestados hayan admitido que no siempre viajan con su pequeño debidamente sentado y atado en su correspondiente sillita, siendo más permisivos con los de menor edad. Tanto como que en el 36% de las 756 observaciones realizadas se haya advertido un mal uso del sistema de retención infantil (SRI), con una notable incidencia (43,6%) en el grupo de hasta 13 kg de peso. Estos son algunas conclusiones del estudio realizado por el Reial Automòbil Club de Catalunya y Jané en zonas de ocio, hospitales y escuelas de Barcelona y Madrid a partir de entrevistas al conductor del vehículo, observación y evaluación in situ de la instalación del SRI y determinación de los casos más importantes de mala utilización. Además, solo una tercera parte de los encuestados admitió renovar y adecuar el SRI a la edad y peso del menor para de este modo mantener en perfectas condiciones la utilidad del dispositivo, tanto en instalación como en tensión de los cinturones.

thumb_janeLos defectos más frecuentes del SRI son el arnés y cinturón holgados (13,7 y 3,8%, respectivamente) y la incorrecta guía de los cinturones (7%), los cuales disminuyen conforme aumenta la edad del menor. Los resultados de los crash-test efectuados en su propio laboratorio de investigación, permiten a Jané apuntar las consecuencias de ambos defectos. En caso de accidente, el arnés o el cinturón holgados pueden comportar lesiones graves en la cabeza, que en el caso del cinturón (niños de peso entre 15 y 36 kg) se harían extensivos al torso. Y un guiado incorrecto de los cinturones tiene exactamente los mismos efectos entre los más pequeños (hasta 13 kg), mientras que entre 15 y 36 kg la parte del cuerpo más expuesta es el torso.

RACC-JANE-1Dado que la legislación actual obliga al uso del SRI pero no previene de su uso incorrecto, el RACC y Jané recomiendan que para la debida utilización de este dispositivo de seguridad se tenga más en cuenta el peso del niño que su edad, y se le eduque y motive convenientemente para hacer de su uso algo absolutamente habitual. También aconsejan efectuar una prueba del sistema antes de formalizar la compra y así comprobar que es el más adecuado, y revisar con frecuencia su instalación en el vehículo. Y, por supuesto, evitar holguras entre el arnés o el cinturón y el cuerpo del niño y comprobar que las cintas siguen la guía correspondiente. Los autores de este estudio destacan la eficacia del sistema de fijación Isofix, que no solo es el más seguro sino también el que mejor facilita la instalación.

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Apúntate a nuestra Newsletter

Apúntate a nuestra Newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir los post de pruebas y presentaciones que vamos publicando.

¡Gracias por apuntarte! Te has suscrito con éxito.