El neumático de invierno, también conocido como neumático de contacto o M+S, ofrece un comportamiento óptimo por debajo de los 7ºC, con un rendimiento superior al de un neumático de verano en cualquier tipo de superficie (seca, mojada, con hielo o nieve).

Pneumàtics Goodyear

Esta temperatura, muy habitual en invierno en gran parte de nuestra geografía, convierte al neumático de invierno en un aliado de la conducción, ya que a diferencia de las cadenas que sólo pueden montarse en superficie con nieve, el neumático de invierno una vez montado, tiene un comportamiento similar al de un neumático de verano pero mejorando en comparación la tracción, el frenado, la maniobrabilidad, la resistencia al aquaplaning y el agarre.

Goodyear es una de las marcas con más experiencia y galardones por sus neumáticos de invierno. La familia UltraGrip se lanzó en 1971 y desde entonces se han fabricado 60 millones de unidades de sus 8 generaciones. Sus diferentes versiones cubren desde turismos a furgonetas, siempre proporcionando el mejor rendimiento ante bajas temperaturas, nieve y