Cámaras HD como retrovisores digitales

Uno de los retrovisores digitales de Lexus
Foto: Lexus

Lexus ha incorporado en el ES 300H retrovisores digitales de visión lateral. Una de las tecnologías más avanzadas de la marca.

Introducido inicialmente en Japón en 2018 como novedad mundial para un vehículo de producción de gran volumen, este sistema sustituye los retrovisores convencionales por unas cámaras externas compactas de alta resolución, conectadas a unos monitores dentro del vehículo.

Estas cámaras ofrecen una vista mejorada de la zona posterior e inmediatamente lateral del vehículo, sean cuales sean las condiciones climáticas, reduciendo o eliminando por completo los ángulos muertos del conductor, y además se adaptan automáticamente para ofrecer una visión ampliada cuando el vehículo gira o circula marcha atrás.

Diseño ergonómico

El diseño ergonómico del sistema permite comprobar la vista alrededor del vehículo, reduciendo así el movimiento de la cabeza.

Los dos monitores en color de 12,7cm (5”) están situados en la base de los pilares delanteros, justo a la altura de los retrovisores, de manera que están en la línea con la visión intuitiva del conductor. Como consecuencia de ello, el conductor no tiene que cambiar sustancialmente el movimiento natural para comprobar los retrovisores.

Las cámaras están alojadas en unas finas carcasas aerodinámicas que complementan las líneas del ES y, al ser más pequeñas que unos retrovisores, reducen el ruido del viento y suponen un menor obstáculo a la visión en diagonal hacia delante del conductor.

Calefacción integrada

Las unidades cuentan con calefactores integrados. Evitan que se forme hielo o vaho. Están colocadas de manera que no puedan quedar tapadas por gotas de agua o copos de nieve. Si es preciso, el conductor puede activar en cualquier momento el anti-vaho mediante un interruptor en el salpicadero para garantizar una imagen clara.

El sistema cuenta con un sensor de luminosidad. Este educe automáticamente el deslumbramiento de los faros de los vehículos que circulan detrás por la noche.  De esta forma el conductor puede disfrutar de una imagen trasera mucho más clara.