Actualidad

Renault participa en la creación de la primera ‘isla inteligente’

Foto: Renault
Foto: Renault

Renault y la Empresa de Electricidade da Madeira productor, transportista y distribuidor de energía en las islas portuguesas de Madeira y Porto Santo, han anunciado el lanzamiento de un ecosistema eléctrico inteligente en la isla de Porto Santo, lo que sería la primera isla inteligente.

Dicho ecosistema forma parte de un novedoso programa en Porto Santo denominado Smart Fossil Free Island puesto en marcha por el gobierno de Madeira. El objetivo es favorecer la transición energética de la isla. EEM, encargado de los proyectos relacionados con la energía y la movilidad eléctrica de Smart Fossil Free Island, ha elegido al Grupo Renault como socio para las soluciones de movilidad eléctrica.

Reforzar la independencia energética

Basada en los vehículos eléctricos, las baterías con segunda vida, la recarga inteligente y la recarga reversible, esta primera ‘isla inteligente’ del mundo pretende reforzar la independencia energética de la isla y favorecer su producción de energía renovable. El Grupo Renault, EEM y sus socios trabajan desde principios de este año en este proyecto que se desarrollará en 18 meses.

Este proyecto ilustra el compromiso del Grupo Renault para establecer asociaciones con el sector público y privado a fin de crear soluciones de movilidad sostenible para todos, en línea con la estrategia del Grupo de convertirse en un actor importante de los ecosistemas eléctricos y en un proveedor de soluciones de movilidad inteligente para la ciudad del futuro.

Basado en los vehículos Renault

Para diseñar dicho ecosistema, el Grupo Renault se basa en sus vehículos eléctricos, que son una referencia en el mercado europeo, y en soluciones tecnológicas probadas.

El proyecto consta de tres apartados. En primer lugar, 20 residentes voluntarios de Porto Santo conducirán 14 Zoe y 6 Kangoo Z.E para un uso diario. Estos vehículos podrán cargarse de forma inteligente (smartcharging) gracias a los 40 bornes de carga conectados, privados o públicos instalados por EEM y Renault en la isla.

De aquí a fin de año, algunos vehículos llegarán aún más lejos en su interacción con la red y serán capaces de devolver electricidad durante los picos de consumo. Además de cargarse de forma inteligente, los vehículos eléctricos podrán de este modo servir como unidades de almacenamiento temporal de energía.

Reciclaje de baterías

Por otro lado, las baterías con ‘segunda vida’ procedentes de los vehículos eléctricos de Renault sirven para almacenar la energía intermitente producida por las centrales solares y las eólicas de Porto Santo. Esta energía, que se almacena nada más producirla, se inyecta en la red para las necesidades locales.

Una parte de estas baterías proceden de la isla de Madeira. De este modo y por primera vez, el Grupo Renault demuestra que es capaz de reutilizar sus baterías de ‘segunda vida’ en un ecosistema local.

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Apúntate a nuestra Newsletter

Apúntate a nuestra Newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir los post de pruebas y presentaciones que vamos publicando.

¡Gracias por apuntarte! Te has suscrito con éxito.