A menudo las cosas más extravagantes del mundo se encuentran en Rusia. La última locura que se ha hecho viral es la de un mecánico de Omsk que ha adaptado un Todo Terreno para convertirlo en un tanque.

Según publica Russia Today la base del coche es un Lada Samara y se ha convertido en un T-21099 capaz de alcanzar una velocidad de 65 kilómetros por hora. Consume 16 litros de gasolina por cada 100 km.