Pruebas

SKODA SCOUT Funcional y campero

Texto: Ramon Ortiz / Fotos & Vídeo: Skoda

Nacido en 2006 y basado en la carrocería Combi, al Skoda Scout le sobran argumentos positivos. Su apariencia distintiva no implica renunciar a la funcionalidad. Respecto al resto de gama Octavia cuenta con una altura libre al suelo incrementada en 30 mm. También mejora el ángulo de carrocería de salida y la vía del eje trasero multibrazo se ensancha en 30 mm.

El Scout permite abandonar el asfalto sin agobios y con las garantías necesarias para disfrutar de los caminos. Disfruta de tracción integral de serie, un factor que incrementa la seguridad al circular por terrenos sin adherencia.

Un bloqueo electrónico de diferencial XDS+ permite gozar de mayores garantías de tracción. En asfalto se beneficia de un Control Dinámico de Chasis Adaptativo (DCC) y de un selector de modos de conducción que incluye una posición Eco para reducir consumos.

El Scout adopta un atractivo look de 4×4 formado por un paquete exterior con coberturas de plástico -del mismo color de la carrocería- para algunas zonas del chasis. También se encargan de proteger las líneas del sistema de frenos y los bajos del depósito de combustible.

FICHA TÉCNICA

  • Motor: Gasolina de 1.798 cc.
  • Potencia: 180 CV a 4.500 rpm.
  • Par máximo: 280 Nm.
  • Cambio: Automático
  • Aceleración: De 0 a 100 km/h en 7,8 segundos
  • Consumo medio: 6,8 litros a los 100/km.
  • Longitud /Anchura /Altura: 4.680/1.810/1.530 mm.
  • Distancia entre ejes: 2.680 mm.
  • Frenos: Discos ventilados/Discos
  • Suspensiones: McPherson/Paralelogramos deformables

Descarga la revista en Apple Store Google Play

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Apúntate a nuestra Newsletter

Apúntate a nuestra Newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir los post de pruebas y presentaciones que vamos publicando.

¡Gracias por apuntarte! Te has suscrito con éxito.