¡Pedir un taxi y que aparezca un Lamborghini Gallardo! Esto ha sucedido en Barcelona en el marco de una campaña protagonizada por el broker Josef Ajram y la empresa de tuneo de coches PRMotor.