El nuevo pulverizador permite reducir las emisiones CO2 en el marco del Desafío Medioambiental Toyota

Toyota ha desarrollado un pulverizador de pintura sin aire que permitirá reducir las emisiones CO2 un 7%.

Infográfico: Toyota

La marca japonesa quiere reducir su huella ecológica en el marco del Desafió Medioambiental Toyota 2050.

El pulverizador ya se ha implantado en las plantas de Takaoka y Tsutsumi. Progresivamente se implantará en otras plantas del grupo.

Más eficiencia

Infográfico: Toyota

La máquina utiliza electricidad estática en lugar de aire. Sustituirá a los pulverizadores de pintura de aire convencionales empleados en los procesos de pintado de las carrocerías.

El pulverizador de pintura de aire convencional pulveriza pintura mediante la fuerza aerodinámica. La carrocería del vehículo se pinta con las partículas atomizadas. Por este motivo, las partículas de pintura se dispersan cuando el aire rebota en la carrocería.

Las tecnologías de pulverización electrostática y pintado electrostático reducen notablemente el número de partículas atomizadas que se dispersan. Por lo tanto, se consigue una eficiencia de revestimiento superior.