La carrera por el coche autónomo suma un nuevo actor. Uber está probando en Pittsburg un Ford Fusión para ver si puede dar un paso tecnológico adelante en su servicio de transporte privado.

https://www.youtube.com/watch?v=kLR1zvTZlac

Según explica EcoMotor la empresa de California está trabajando con un coche que tiene el techo repleto de sensores que archivan datos cartográficos y analizan la capacidad de auto-conducción. Si algo fallase, el Ford cuenta con un conductor físico en el interior. De echo esta fue una de las condiciones que la administración local de esta ciudad del Estado de Pensilvania puso a la tecnológica para expedir el permiso correspondiente. El coche no pasa inadvertido debido a su gran cantidad de gadgets y al igual que el Google Car es una atracción más de las calles de las ciudades de Pensilvania.

La empresa dispone de un Centro de Tecnologías Avanzadas en colaboración con la Universidad Carnegie Mellon enfocado a desarrollar la tecnología de la conducción autónoma.

Fuentes de la compañía han explicado que la ciudad escogida es ideal porqué tiene una gran variedad de tipos de carreteras, distintos modos de tráfico y multitud de condiciones climáticas diferentes. Además es un hub de innovación y tecnología en Estados Unidos.

Uber, eso sí, aun no ha confirmado cuando tiene previsto lanzar su primer servicio de vehículo autónomo