Un hombre evitó que le robaran su Porsche al puro estilo de la F1. Cuando el ladrón se le acercó con una pistola, aceleró marcha atrás y se fue a toda pastilla. El suceso tuvo lugar en Johannesburgo.