Lamborghini ha publicado un vídeo navideño con una historia verdadera. Es la de Sterling Backus y su hijo Xander, de 12 años. Durante casi dos años han construido en su garaje de Erie, Colorado, una réplica a tamaño real del Aventador SV con la ayuda de una impresora 3D.

Unos días antes de Navidad, padre e hijo abren la puerta del garaje. En ella se encuentran un Aventador S negro de verdad en lugar de la réplica que ellos han creado.