El Presidente de Turkmenistan, Gurbangulí Berdymujamédov, es un amante de los coches deportivos y es conocido por ser un auténtico fitipaldi al volante.

Lo demostró haciendo un ‘drifting’ a bordo de un Nissan 370Z. Según la Agencia Estatal de Noticias de Turkmenistán, el mandatario demostró «la habilidad de un piloto de carreras experimentado», exhibiendo «un alto nivel» de ‘drifting’.