Una oveja se paseó la semana pasada tranquilamente en una de las principales avenidas de Moscú donde estuvo a punto de crear un caos circulatorio.

Las imágenes, grabadas por un conductor y recogidas por la agencia RIA Novosti, se han echo rápidamente virales. En ellas se ven los coches intentando no chocar contra un animal que parece tranquilo.