El nuevo T-Roc cabrio
Foto: Volkswagen

Volkswagen ha lanzado la versión descapotable del SUV T-Roc. Se trata del noveno modelo descapotable de la marca alemana.

El T-Roc Cabrio es la última incorporación a la gama de modelos SUV compactos T-Roc. Se trata de una gama que acumula 360.000 unidades vendidas en dos años y medio.

El modelo tiene un diseño renovado de dos puertas de estilo coupé. El elemento más inmediatamente identificable es la capota de lona abatible en 9 segundos. La carrocería conserva el diseño robusto y deportivo de la gama T-Roc, pero presenta un aspecto renovado. Sus dos puertas le confieren un estilo propio de un coupé.

El T-Roc Cabrio se ofrece con llantas de aleación ‘Mayfield’ de 17 pulgadas de serie con el acabado Style, o con llantas «Grange Hill» de color negro de 18 pulgadas con el acabado R-Line.

El interior conserva el diseño del T-Roc

El interior de la variante descapotable conserva el diseño moderno y rompedor del T-Roc, e incluye la posibilidad de personalizarlo con inserciones de distintos colores.

Además, equipa sistemas de infoentretenimiento basados en la plataforma modular MIB3. El vehículo está siempre conectado gracias a la eSIM integrada en la unidad de control. Esto permite el acceso a un mayor número de funciones dentro del ecosistema digital ‘We’ de Volkswagen.

Sistemas de seguridad y ayuda a la conducción

En cuanto a los sistemas de seguridad tiene el asistente de mantenimiento de carril. Tabmién el control de crucero adaptativo, la función ‘pre-crash’ o el control de crucero adaptativo.

El modelo está disponible con dos motores de gasolina: el 1.0 TSI de 85 kW (115 CV), solo disponible con el acabado Style, se combina con cambio manual de 6 velocidades; el 1.5 TSI de 110 KW (150 CV) se ofrece con cambio manual de 6 velocidades o DSG de 7 velocidades.