Actualidad

Volkswagen y Skoda cumplen 25 años de matrimonio

Skoda i Volkswagen, un matrimoni de 25 anys (Foto: Skoda)

La fusión entre Vokswagen i Skoda celebra su 25 aniversario. Fue en marzo de 1991 cuando se firmó el contrato que convirtió a la marca checa en un apendice del Grupo Volkswagen. En un cuarto de siglo en el que sus responsables valoran que la marca ha pasado de ser un productor regional a un dinámico fabricante de vehículos de calibre internacional.

Skoda i Volkswagen, un matrimoni de 25 anys (Foto: Skoda)
Skoda y Volkswagen, un matrimonio de 25 años (Foto: Skoda)

Actualmente Škoda produce más de un millón de vehículos al año y está presente en más de 100 mercados en todo el mundo. La gama de modelos más amplia fabricada en si historia se produce en 14 factorías de dos continentes. En el año del aniversario, el fabricante checo empieza a producir un nuevo modelo en el segmento SUV.

“En los últimos 25 años, Škoda ha pasado de ser una marca regional a un fabricante de coches con éxito internacional. Los factores decisivos para ello fueron la adquisición por parte del Grupo Volkswagen hace un cuarto de siglo y la cooperación profesional entre Škoda y Volkswagen. La historia de éxito de nuestra marca es única en la historia de la automoción”, afirma Bernhard Maier, CEO de Škoda.

Skoda, una empresa pública checa privatizada

Skoda era una empresa pública del régimen comunista checo que fue privatizada con la llegada de la democracia capitalista. El volumen de producción en aquel momento era de 200.000 vehículos por año: la gama de modelos consistía en tan solo dos: uno con motor trasero que pronto se dejaría de fabricar, y el compacto Favorit, que fue presentado en 1987, junto con su versión familiar Forman. Hoy, Škoda ofrece una extensa gama de modelos: desde el pequeño Citigo a su buque insignia, el Superb, con una oferta total de más de 40 modelos.

Anteriormente a su alianza con Volkswagen, distintos fabricantes de Europa Occidental y de otros continentes expresaron su interés al gobierno checoslovaco sobre la marca. Škoda fue fundada a finales de 1895 durante los primeros años de la automoción, por lo que es una de las marcas más antiguas del mundo en este sector.

Skoda y Volkswagen empiezan a colaborar en 1990

Volkswagen había expresado anteriormente su gran interés en la marca de Mladá Boleslav. En 1987, el responsable de desarrollo, Petr Hrdlička, presentó un prototipo del nuevo Favorit con tracción delantera en Wolfsburgo, que fue revisado rigurosamente por Volkswagen. Una vez que se hubo detallado la información acerca del nuevo modelo y se supo de su gran potencial, Škoda resultó todavía más atractiva desde la perspectiva del Grupo Volkswagen. Otro de los factores decisivos según la compañía alemana  “fue la instruida, y la creativa y motivada plantilla de empleados checos”.

El 9 de diciembre de 1990, el gobierno checo decidió que el Grupo Volkswagen seria el partner estratégico de Škoda. El 28 de marzo de 1991, el entonces Ministro de Industria checo, Jan Vrba, y el Consejero Delegado de Volkswagen en aquel entonces, Carl Hahn, firmaron un contrato para la integración del fabricante de coches checo en el Grupo Volkswagen. El 16 de abril de 1991, el documento entró en vigor, complementado con una contribución de capital y la aprobación de los accionistas. Con la aportación de 620 millones de marcos alemanes a lo largo de 1991, el Grupo Volkswagen adquirió primero el 31 por ciento de las acciones en la compañía de Mladá Boleslav. El grupo fue incrementando su participación gradualmente y se convirtió en el único propietario de la sociedad el 30 de mayo del 2000.

Skoda, un puntal de la economía checa

El corazón de la marca sigue latiendo en Mladá Boleslav. La sede central de la compañía y la planta principal están en Bohemia, a 30 minutos en coche al norte de Praga, desde hace 121 años. La ciudad es una de las cunas de la industria automovilística de Europa, los pioneros de la cual fueron Václav Laurin y Václav Klement. Inspirados por la movilidad motorizada sobre dos y cuatro ruedas, los dos hombres sentaron las bases de la compañía actual en 1895. Se da la casualidad de que fueron cotemporáneos a Ferdinand Porsche, cuyo lugar de nacimiento en Vratislavice no se encuentra lejos de Mladá Boleslav.

Actualmente, Škoda es uno de los pilares esenciales de la economía checa: en 2014, el fabricante generó el 4,5 por ciento del producto interior bruto de la República Checa y es responsable de cerca del 8 por ciento del total de las exportaciones.

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Apúntate a nuestra Newsletter

Apúntate a nuestra Newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir los post de pruebas y presentaciones que vamos publicando.

¡Gracias por apuntarte! Te has suscrito con éxito.