Foto: Volvo
Foto: Volvo

Volvo ha anunciado que limitará a 180 km/h todos sus vehículos a partir del 2020 para alertar sobre los efectos del exceso de velocidad.

Fuentes de la empresa han asegurado que la medida se toma siendo conscientes que el exceso de velocidad es una de las principales causas de los accidentes mortales y graves y que aunque no servirá para erradicarlos, sí que ayudará a prevenirlos.

El problema es que, por encima de ciertas velocidades, las tecnologías de seguridad integradas en el vehículo y el diseño de infraestructuras inteligentes ya no son suficientes para evitar muertes y lesiones graves en caso de accidente. Por eso la velocidad está limitada en la mayoría de los países occidentales, aunque el problema sigue persistiendo y el exceso de velocidad es uno de los motivos más frecuentes de accidentes de tráfico con víctimas mortales.

Volvo Cars presentará sus ideas para abordar los problemas relacionados con las distracciones y con el consumo de alcohol y drogas en un evento de seguridad especial que se celebrará en Gotemburgo el 20 de marzo.